Sin categoría

Fallece Martha Swope, artista de la fotografía de danza

el-mercado-swope-mexico-lindo-marlen-messavage-1958

 

Fallece Martha Swope, artista de la fotografía de danza

Por Óscar Flores Martínez

Martha Swope (22 de febrero de 1928-12 de enero de 2017), una de las fotógrafas especializadas en artes escénicas más relevantes del siglo pasado, falleció el pasado jueves doce de enero en la ciudad de Nueva York, a causas relacionadas con la enfermedad de Parkinson, según declaraciones de Jeanne Fuchs para el New York Times (NYT).

Su sólo trabajo realizado para la danza (en los géneros de ballet, danza moderna y contemporánea) le otorga un lugar destacado dentro de la historia del arte. Pero su labor para el teatro y teatro musical es, sin duda, igual de importante.

Fuentes prestigiosas como las dos versiones del Diccionario de la Danza Oxford ubican el nacimiento de Martha Swope alrededor de 1933. Pero medios norteamericanos que publicaron notas informativas del fallecimiento de la fotógrafa fechan su nacimiento en 1928.

Según comenta en su obituario Sylviane Gold para el NYT, Swope nunca reveló su edad, incluso a sus amigos más cercanos.  Ella sitúa su nacimiento el 22 de febrero en Tyler, Texas

Swope supo sacar partido al avance tecnológico en las cámaras fotográficas que estaba disponible a mediados del siglo pasado, para ir más allá de las fotos “rígidas” que predominaban en el registro de la danza de la época tanto en escena, como en el estudio fotográfico.

Las fotografías de Swope tomadas en los teatros se caracterizan tanto por capturar la expresividad del momento de la danza que toma, como por ofrecer la sensación del devenir en el tiempo del fenómeno dancístico.

Un observador sensible puede “saber” de dónde viene y a dónde va el instante capturado en la imagen, cuál era la intensión dramática, cuánto esfuerzo físico y emocional brinda el intérprete.

Esta sensación de fluidez en el tiempo y en el espacio de las fotografías de danza de Swope la hacen una de las fotógrafas más cercanas a la danza. Es decir, observar una obra suya es como ver como una gota que contiene la esencia de ese océano que puede representar una danza.

En alguna ocasión, Swope declaró que no estaba “… interesada en lo que está pasando en mi lado de la cámara”, sino que “estoy interesada en lo que está sucediendo en el otro lado.

Las fotografías de Martha Swope no son como las de otros artistas de la lente que incursionan en la danza cuyas obras están más cercanas a un “cuadro” que enfatizan la composición de los elementos, los claroscuros, o la imagen plástica que es la reinterpretación –o relaboración– de la imagen escénica, etc.

Muchos menos a los fotógrafos técnicos que sacan partido en capturar los clímax de movimiento –apoyados en cámaras de obturadores capaces de operar en centésimas de segundos y que paradójicamente producen fotografías estáticas– cuyas obras son ávidamente consumidas en los ámbitos publicitarios y comerciales.

Las fotografías “de estudio” que Swope hizo de bailarines y coreógrafos destacan no sólo por su impecable hechura, sino porque nos permite vislumbrar o imaginar la psicología de sus modelos.

Ahondando más en su metodología de trabajo, Swope también aseveró que “normalmente me siento en el teatro y bloqueo el espectáculo en mi cabeza. Esto ayuda porque cuando finaliza el show, voy a trabajar con actores y actrices que están cansados y quieren ir a casa”.

Otra dimensión relevante que caracteriza la producción fotográfica de Swope es su valor histórico-documental. Quien haya querido conocer algo del acontecer dancístico en la segunda mitad del siglo XX en Estados Unidos, forzosamente tendrá que habrá visto una fotografía de Martha Swope.

Ya sea  en recintos especializados como la Biblioteca Pública de Nueva York (NYPL, por sus siglas en inglés), en particular la División de Danza “Jerome Robbins”; o vista en libros, periódicos, revistas, carpetas de compañías, carteles programas; pero también en imágenes digitalizadas que circulan en Internet. Para quien quiera conocer su obra sólo basta acceder al fascinante catálogo digitalizado que tiene la Colección Digital de la NYPL https://digitalcollections.nypl.org/collections/martha-swope-photographs#/?tab=navigation&scroll=70

Acerca de su biografía, vale la pena mencionar que cuentan que Martha Swope desde pequeña siempre llevaba una pequeña cámara. Sin embargo, en su juventud quiso ser bailarina.

Como escribe David Morgan para CBSNews, “una entusiasta del ballet, Martha Swope aspiró a una carrera como bailarina. A inicios de la década de los cincuenta del siglo pasado, Martha Swope abandonó Waco, Texas para estudiar con George Balanchine”, se lee en un artículo publicado en el New York Magazine el 29 de septiembre de 1975. Cabe apuntar que ella estudiaba en la Universidad Baylor, ubicada en esa ciudad texana.

El artículo agrega que “… una invitación del coreógrafo Jerome Robbins para traer su cámara a los ensayos para el musical de Broadway West Side Story en 1954 hizo posible poner su carrera en una trayectoria diferente”.

Esto debido a que la publicación de una de esas fotografías fue publicada en la revista Life, para de ahí empezar una carrera que la llevó a ser la fotógrafa oficial del New York City Ballet y de la compañía de Martha Graham, pero también trabajó regularmente con el American Ballet Theatre, Dance Theater of Harlem, así como con las compañías de José Limón Dance y Merce Cunningham, entre muchos otros.

Swope reveló que en sus inicios como fotógrafa profesional “ni siquiera sabía qué era una lente intercambiable, o una Leica”, recordó una vez. Pero –escribe Sylviane Gold– aún esperaba convertirse en bailarina cuando Lincoln Kirstein, que dirigía la escuela y era director general de (New York) City Ballet, la sacó de la clase un día para ofrecerle un trabajo registrando el trabajo de la compañía en fotografías. Dejó (así) de lado las zapatillas de punta.

Martha Swope fue ganadora de un premio Tony de honor por su Excelencia en el Teatro, así como un reconocimiento por su destacada trayectoria profesional  por la Liga de Mujeres Profesionales del Teatro

Su carrera activa finalizó en 1994 cuando cierra su estudio, ubicado en los alrededores de Times Square y vende su archivo a Time and Life Pictures. Se calcula que su acervo estaba integrado por más de un millón de imágenes.

El acuerdo con Time and Life Pictures finalizó en un pleito legal. Swope retomó la posesión de su acervo en 2002. Ocho años más tarde, ella donó el acervo a la NYPL

Cabe para finalizar esta nota que si bien la carrera de Martha Swope se concentró en la ciudad de Nueva York, es muy probable que ella haya tomado fotografías de diversos bailarines mexicanos que vivieron y trabajaron en aquella ciudad, sobre todo en las décadas de los cincuenta a los setenta.

El acervo fotográfico del Taller Coreográfico de la UNAM tiene varias obras de Martha Swope que registran diversas obras y ensayos de la actividad que Gloria Contreras tuvo en Nueva York.

Y un detalle más fino aún. Martha Swope realizó de manera sistemática registro fotográfico de ensayos de danza cuya importancia no sólo es histórica-documental, sino también artística.

“Siempre me gustó fotografiar ensayos porque es durante ese proceso cuando la creatividad real ocurre”, afirmó Swope en 2012. Es muy probable que esta manera de pensar de la fotógrafa estadounidense haya impactado consciente o inconscientemente a Gloria Contreras, pues ya como directora del TCUNAM, la coreógrafa dio gran importancia al registro fotográfico no sólo de las coreografías en escena, sino también durante los tiempos de creación y ensayo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s